El síndrome de shock tóxico, también conocido por sus siglas SST o en inglés TSS (Toxic Shock Syndrome), es una infección bacteriana grave, pero poco frecuente, producida por diferentes tipos de bacterias, estafilococos y estreptococos, y principalmente por Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogene.

Así se pueden distinguir dos tipos de síndromes: Shock Tóxico estafilocócico y Shock Tóxico estreptocócico.

¿Qué provoca el Síndrome de Shock Tóxico?

La principal causante del desarrollo del SST es una toxina, que estas bacterias liberan, y que puede producir graves consecuencias en aquellas personas que no tengan anticuerpos ante ella.

SST por estafilococos

Las toxinas de este tipo de bacterias son la que producen el Shock Tóxico por un mal uso de tampones y copas menstruales en mujeres.

Pero sí hay que aclarar que presentan mayor riesgo de desarrollarlo aquellas mujeres con una colonización vaginal previa por estafilococos.

¿Con qué se asocia el Síndrome de Shock Tóxico?

  • Cirugía reciente.
  • Infección bacteriana, de herida abierta y/u infección ósea.
  • Septicemia, o infección de la sangre.
  • Tampones o copas menstruales mantenidos dentro del cuerpo por un tiempo superior al recomendado (lo ideal es hacer un cambio o lavarla cada 4/8 horas máximo, es decir, unas 3 veces al día).
  • Uso de determinados métodos anticonceptivos femeninos intrauterinos e intravaginales como la esponja y el diafragma.
  • Infección del útero tras el parto.

copa menstrual o tampones

Síntomas del Síndrome de Shock Tóxico

Los síntomas de Shock Tóxico son los siguientes:

  • Fiebre alta repentina (39º-41º)
  • Baja Tensión arterial
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Aparición de erupciones en la piel, de color rojizo y parecido a una quemadura solar, que además puede presentar descamaciones especialmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies. En mujeres puede aparecer durante o justo después de la regla.
  • Confusión
  • Mareos
  • Desmayos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Fatiga y debilidad
  • Insuficiencia de algunos órganos: riñones, hígado, etc.

El peligro de los tampones de contraer el Shock Tóxico

Se han descrito diferentes factores que pueden producir el SST, y el uso de tampones es uno de ellos.

Tras los primeros casos de SST, los fabricantes fueron obligados a especificar en los distintos embases las contraindicaciones, riesgos y enfermedades que los tampones pueden producir.

Parece ser que cuanto mayor es la absorción que presenta el tampón y mayor es el tiempo que éste se mantiene en el interior del cuerpo de la mujer, mayor probabilidad hay de desarrollar el SST.

Como se explicaba antes el Síndrome de Shock Tóxico es producido por una toxina que es liberada por un estafilococo, y los productos químicos de los tampones probablemente aumente la producción de esta toxina.

Síndrome del Shock Tóxico en el uso de Copas Menstruales

Al igual que con los tampones, el mal uso de las copas menstruales también puede producir SST.

El Síndrome de Shock Tóxico afecta a una de cada 100.000 personas, ya sean hombres, mujeres o niños, lo que supone pocas posibilidades de contraer esta enfermedad.

Si experimentas alguno de los síntomas descritos más arriba no dudes en extraer inmediatamente tu copa menstrual y acudir al médico.

Aunque la copa menstrual está hecha de silicona, material donde no pueden desarrollarse las bacterias, sí se puede dar el SST cuando la infección se ha producido en el propio flujo menstrual o entra aire en la vagina por una mala elección del tamaño de la copa menstrual a usar, y que propicia el crecimiento de bacterias y por lo tanto de las toxinas que producen este síndrome tóxico.

Siempre se recomienda mantener unas condiciones mínimas de higiene tanto en el manejo como en la limpieza de las copas menstruales.

Para evitar el desarrollo del Síndrome de Shock Tóxico con tu copa lee atentamente las recomendaciones que se enumeran a continuación.

Cómo reducir el riesgo de contraer el Síndrome de Shock Tóxico

Algunas recomendaciones:

  • Cambia el tampón cada 4/8 horas, es decir, 3 veces al día
  • Extrae y lava la copa menstrual cada 4/8 horas
  • Lávate las manos antes y después del cambio del tampón y/o la copa menstrual.
  • Durante la menstruación alterna tampones con compresas, y si pueden ser ecológicos ambos mejor
  • Evita los tampones de alta absorción. Si tu flujo menstrual es muy abundante cámbiate cada menos horas.
  • Ve cambiando durante tu menstruación, y en función del flujo y los días que vayan pasando, de tampones más absorbentes a menos absorbentes. Si al extraer el tampón han quedado zonas blancas.
  • Acuérdate de retirar el último tampón que uses al final de tu menstruación. Un tampón olvidado puede generar un infección muy grave.
  • Asegúrate de haber extraído tu último tampón antes de introducir el nuevo.
  • Durante la noche es mejor usar compresa en lugar de tampón o copa menstrual. Y si los usas, asegúrate de que no dormirás más de 8 horas.
  • Usa los tampones solo y exclusivamente durante tu regla y si el flujo menstrual es suficiente, pero nunca fuera de ella para como por ejemplo absorber el flujo vaginal.
  • Si ya has sufrido SST en alguna ocasión, no vuelvas a utilizar tampones o copas menstruales, puede reproducirse a los pocos meses.
(Visited 111 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *